Crónicas mochileras en Conchucos: de Chacas a Huaraz y ruinas de Wilcahuaín

viernes, 31 de agosto de 2012


El viaje desde CHACAS (ver entrada anterior) hacia HUARAZ debe ser uno de los más impresionantes que existen en Perú. Y eso, en un país donde todo impresiona, ya es decir bastante. 

Camino de CHACAS a HUARAZ. Ancash - Perú.
El minibus sube despacio hasta la increíble  PUNTA OLIMPICA (4800 msnm) por un camino sinuoso y no apto para cardiacos por la profundidad de sus abismos y por la belleza descomunal del entorno. Los conductores de mi país, el Perú, muchas veces me repelen con sus actitudes matonescas, irresponsables y cavernarias con las cuales demuestran un gran desprecio por la vida. Otras veces me causan respeto y hasta admiración: conducir por estas zonas tan abruptas, lograr hacer subir un bus por las alturas de una de las cadenas montañosas más altas del mundo es para sacarse el sombrero.

Camino de CHACAS a HUARAZ. Ancash - Perú.
Se ingresa al Parque Nacional Huscarán por la quebrada  Ulta y por momentos parece que solo hay que abrir la ventana del bus para tocar los glaciares. Hay 2 paradas durante el viaje, una apenas pasada la Punta Olímpica (para fotos y otras necesidades, abrigarse que hace mucho frío)  y una segunda a la salida del PN Huascaran (baños no muy confortables y comida bastante básica). Estas paradas se agradecen, no solo por que el viajante alivia ciertos apuros fisiológicos sino también por las inmejorables vistas que se tienen de los asombrosos paisajes. Frente a nosotros teníamos los blanquísimos picos de la Cordillera Blanca; penachos de nieve que adornaban la inmensidad de los Andes. Es en esos momentos cuando uno agradece tener la fortuna de moverse, de viajar; de haberse animado a ir a buscar la belleza sobre las que otros te contaron; de no haberse quedado en la insatisfacción que prohijan las palabras que otros dicen para ir a buscar "la percepción directa de las cosas mismas" como dijo Schopenhauer cuando se fue a ver con sus propios ojos la belleza de los Alpes de las que tanto había oído.  

En el descenso hacia Huaraz se pasa prácticamente a la sombra del imponente y pálido Huascarán. A estas alturas del camino se le recomienda al viajero tener la cámara a la mano y mantener la boca cerrada aunque eso sea difícil allí; uno no deja de impresionarse.

Camino de CHACAS a HUARAZ. Ancash - Perú.

Crónicas mochileras en Conchucos: La tranquilidad de Chacas

domingo, 26 de agosto de 2012


La oscura calle estaba enfangada y caminar por allí era casi imposible. Desde la fría acera en la que estábamos sentados veíamos gente empujando sus carros para sacarlos del barrizal en el que se habían metido. Algunas personas venían por la misma razón por la que nosotros habíamos venido aquí: ¿el bus ya llegó?, ¿a qué hora llegaría, pues?, ¿pero iba a haber bus o no?. La incertidumbre es "made in Perú".

Allí estábamos, con mucho frío y a la deriva en la madrugada de Huari (ver entrada anterior). Esperando conseguir un bus que nos llevase hasta CHACAS, el siguiente pueblo que visitaríamos en esta aventura que nos estaba llevando por toda la zona de CONCHUCOS. Nos habían dicho que a esas horas tempraneras pasaba por el pueblo un bus que venía de Lima y continuaba hasta CHACAS pero que su hora de arribo tenía una extensión de incertidumbre que iba desde las 04 hasta las 06 de la mañana, o quizás más; así que si no queríamos quedarnos varados en HUARI un día más había que esta allí, en la calle enfangada que funge de “terminal de buses”, frente al colegio GONZALES PRADA. Hasta el momento nos habíamos estado moviendo por los pueblos del callejón de Conchucos en taxis-colectivos pero al estar CHACAS ya muy lejos no había ese tipo de servicio sino solo el de buses lo que no quiere decir que no puedas contratar un taxi pero por lo que nos dijeron ese servicio particular podría costar 300 soles.
  
Así que había que estar atento y esperar uno de los 2 servicios que unen a Huari con San Luis y Chacas. Nosotros tomamos el único bus de la compañía ANDINO que llegó desde Lima poco antes de las 05 de la mañana y partió pronto (15 soles el pasaje; tiempo de viaje hasta Chacas: 5 horas). También existe un servicio de la empresa EL SOLITARIO que pasa por el pueblo más temprano, entre las (04 y 04: 30 de la mañana, más o menos). Dicen que esta empresa tiene otro bus que pasa por HUARI a las 05 de la tarde pero sería bueno confirmar esta información por que la que nos dio la gente del pueblo fue siempre bastante confusa.


El camino hasta CHACAS es bastante malo pero discurre entre paisajes idílicos, llenos de pinares y nevados que por momentos te da la impresión de estar metido en una postal enviada desde Suiza, solo que más barato. Hay que ir, eso sí, bastante abrigado porque la gente tiene la mala costumbre de abrir las ventanas del bus y dejarlas así.

Chacas es un pueblo ideal para los que buscan tranquilidad; aquella calma y paz que son solo posibles en un lugar como este donde las puertas aún no se cierran con mil candados y la gente todavía saluda cuando los encuentras por la calle. Por un momento el viajero tiene la sensación de estar completamente incomunicado cuando ve que el sitio está rodeado de unas montañas grandes en cuyas cimas emergen blanquísimos nevados que parecen fauces que mordieran el paladar del cielo.

Plaza de Chacas. Ancash - Perú.
Plaza de Chacas. Ancash - Perú.
Plaza de Chacas. Ancash - Perú.
Si bien este pequeño villorrio no tiene lugares como ruinas arqueológicas relevantes si hay allí muchos atractivos naturales y sitios interesantes que por haber estado solo un día allí no tuvimos tiempo para visitarlos pero estoy seguro que con tiempo y tranquilidad uno se puede llevar una agradable impresión de este bello sitio.

Crónicas mochileras en Conchucos : caminando hacia las ruinas de Marcajirca

lunes, 20 de agosto de 2012


Continuamos con la aventura por el CALLEJON DE CONCHUCOS. Es hora de seguir caminando por los alrededores de HUARI de cuyos encantos ya habíamos conocido algunas cosas como la CATARATA MARIA JIRAY y la LAGUNA PURHUAY. Ahora tocaba hacer una tercera excursión, esta vez nos íbamos en busca de las RUINAS DE MARCAJIRCA.

Para llegar a estos restos arqueológicos hay que tomar desde HUARI un taxi hasta CHINCHAS (30 soles). Otra opción es subirse a uno de los colectivos que van hacia San Marcos o Huaytacuna (3 soles, 10 minutos) y pedir bajarse en el “cruce” a Chinchas. Allí mismo hay un tablero que invita a visitar las ruinas. Durante la caminata no volvimos a ver ninguna otra señalización que ayudase a llegar.

Camino a CHINCHAS. Ancash - Perú
Camino a CHINCHAS. Ancash - Perú
La subida, leve, sin exigencia, se hace a través de una carretera amplia, aunque no asfaltada, que te lleva hasta Chinchas adonde llegamos luego de 40 minutos de caminata. El pueblo es pequeño, no tiene mucho encanto aunque las vistas que la gente allí goza cada día pueden causar envidia. Al lado de la iglesia se encuentra el camino hacia Marcajirca. A partir de allí la subida si se hace algo pesada.

CHINCHAS. Ancash - Perú
CHINCHAS. Ancash - Perú
CHINCHAS. Ancash - Perú.
A poco de haber dejado atrás Chinchas vimos una familia cuyos miembros estaban ocupados metiendo unos muebles en su casa. Los hombres se tomaron un descanso y abrieron unas cervezas mientras nos miraban pasar. Uno de ellos se acercó y nos pidió acompañarlos; luego nos invitó un vaso con cerveza. Hay que ver cuántas familias en Lima harían lo mismo con cualquier provinciano que pasa por la calle. Habríamos querido quedarnos con ellos pero nos aguijoneaba el impulso de querer empezar a andar cuanto antes.

Crónicas mochileras en Conchucos: Hacia la laguna Purhuay de Huari

jueves, 16 de agosto de 2012


Como ya lo hemos contado en la entrada anterior, en la que escribí sobre nuestra caminata hacia la CATARATA MARIA JIRAY, decidimos que también queríamos visitar ese mismo día la LAGUNA PURHUAY.

LAGUNA DE PURHUAY. Foto de http://abelardomalqui.blogspot.com.es/
Para ello fue necesario volver hacia el pueblito de ACOPALCA desde donde sale un camino ascendente que lleva hasta la laguna. Intentamos encontrar un taxi o combi que nos llevase y así ahorrar tiempo y disfrutar lo máximo de PURHUAY pero no encontramos ningún transporte por lo que decidimos caminar por los 7 kilómetros de la ancha vía (subida no tan pronunciada y fácil) que discurre por una hermosa zona llena de bosques.

En el camino de Acopalca a la laguna. Ancash - Perú.
A las 4.30 de la tarde se abrió ante nosotros toda la líquida belleza de la laguna. Encontramos a un par de señoras que eran en ese momento las encargadas de los servicios que allí se ofrecen. Es bueno saber que son los comuneros de ACOPALCA los que, en turnos rotativos, administran esos servicios. 

Laguna Purhuay en Huari. Ancash - Perú.
Sin esperar más tomamos un paseo en barca para poder llegar hasta la “cola” de la laguna pues habíamos oído que en ese rincón se podían encontrar las mejores vistas. 


Embarcadero de la laguna Purhuay en Huari. Ancash - Perú.

Crónicas Mochileras en Conchucos: Hacia la catarata María Jiray de Huari

martes, 14 de agosto de 2012


Seguimos nuestra ruta por la zona de CONCHUCOS. Como recordarás, en la entrada anterior contamos nuestra experiencia en el centro arqueológico CHAVIN DE HUANTAR en el pueblo de CHAVIN. Ahora, nos enrumbaremos hacia el norte para poder alcanzar nuestro siguiente destino: el pueblo de HUARI.




Para ello salimos desde CHAVIN en un taxi colectivo hasta SAN MARCOS, son 1.5 soles y apenas 15 minutos para llegar hasta ese pueblito en el que destaca su bonita plaza mayor, bien ornamentada con flores; y su iglesia, una de las más encantadoras de la región sin lugar a dudas. En San Marcos hay una pequeña plazoleta desde donde parten los colectivos hacia Huari (son 5 soles y 50 minutos de viaje). Podrás reconocer bien ese lugar porque hay allí una representación metálica de una magnolia,  y es que por algo San Marcos es conocido como “El paraíso de las magnolias”.


PLAZA DE SAN MARCOS. Ancash-Perú.
IGLESIA  DE SAN MARCOS. Ancash-Perú.
Detalle en la puerta de la IGLESIA  DE SAN MARCOS. Ancash-Perú.
Lo primero que hicimos al llegar a HUARI fue buscar un hospedaje y el elegido fue  el Hostal  “HUAGANCU” (a media cuadra de la plaza principal, al lado izquierdo de la iglesia), que toma su nombre de la flor que abunda en esa zona (ver DATOS UTILES, abajo).

Huari (que, hasta donde sé, significa indómito en quechua) no es un pueblo especialmente bonito: es por momentos desordenado, bastante comercial y poco tradicional. Sin embargo, en sus alrededores se pueden encontrar sitios de plena belleza. Sus habitantes son conocidos por tener entre sus platos favoritos el “michi canca” que sería algo así como “gato al horno”, dicen que sabe al pollo. Si quieres probar algo exótico, allí tienes una buena opción… Miau.

Vista de HUARI. Ancash-Perú.
Desde Huari se pueden hacer excursiones a varios lugares interesantes, entre ellas: la catarata María Jiray, la laguna Purhuay, las ruinas de Marcajirca o las de Rapayan.

Crónicas mochileras en Conchucos : Chavín de Huantar

viernes, 10 de agosto de 2012


De los centros arqueológicos más importantes del Perú Chavín de Huantar era el que me faltaba por conocer. Así que cuando caminé en sus laberintos subterráneos y le miré la cara al fiero dios que reinaba desde las sombras de ese submundo sentí la inevitable satisfacción que se experimenta cuando se ha cumplido un sueño.


Pero, “empecemos por el principio”. Para llegar hasta este lugar, salimos primero de Lima en  un bus de la empresa MOVIL TOURS (ver DATOS UTILES, abajo) hasta HUARAZ, capital del departamento de ANCASH. Ya en esa ciudad, tomamos un taxi (3 soles) al paradero desde donde parten los taxis-colectivos hacia SAN MARCOS, en la esquina de las calles Tarapacá y Bolognesi. La idea era llegar a CHAVIN DE HUANTAR, pueblo ubicado antes de San Marcos.

El “Túnel Kawish”, a más de 4000 metros de altura, bien podría ser considerado la entrada al CALLEJON DE CONCHUCOS.  Luego de atravesado el túnel aparece un Cristo blanco (similar al Corcovado brasileño) dándonos la bienvenida hacia una de las regiones donde germinó  parte de la gran cultura andina.

No son muchos los turistas que deciden quedarse a pernoctar en Chavín, ya que, una vez visitadas las célebres ruinas que allí se encuentran, se regresan a Huaraz sin imaginar todo lo que se pierden si siguieran adentrándose en la región de los Conchucos.

Chavín es un pequeño pueblo que posee todos los servicios necesarios. Es bastante desangelado en la entrada pero la cosa cambia cuando uno llega a su bien cuidada y encantadora plaza, alrededor de la cual hay una buena cantidad de hoteles (ver DATOS UTILES, abajo). Desde allí mismo, desde la plaza, parte la calle “17 de Enero” que te lleva directamente al lugar más importante del lugar: los antiquísimos restos de CHAVIN DE HUANTAR,  las cuales pertenecieron a la “Cultura Chavín, 2000 años más antigua que la Inca y que en algún momento fue considerada como la matriz de la cultura peruana, hasta el descubrimiento de Caral.

Plaza de CHAVIN DE HUANTAR. Ancash - Perú.
CHAVIN DE HUANTAR. Ancash - Perú.
Chavin de Huantar, quizás no es el centro arqueológico más atrayente de todos los que hay en el Perú, ni mucho menos el más grande. Sus estructuras han sido castigadas severamente por el hombre y por la naturaleza pero no lo suficiente como para que no se pueda encontrar todavía indicios y huellas que nos den a entender la tremenda importancia que este sitio tuvo.

Crónicas mochileras en Conchucos: Introducción

martes, 7 de agosto de 2012



Hacemos un alto en las entradas sobre Londres que he estado publicando últimamente, aprovechando el fervor olímpico que todavía se deja sentir estos días, para volver un poco a casa. La nostalgia pudo más y me prometí conjurarla escribiendo sobre un lugar muy importante para mí. En unas semanas retomaré los escritos londinenses porque todavía tengo mucho material que mostrar y que espero sea de vuestro interés. Hasta entonces acompáñame a recorrer una bellísima zona en los Andes peruanos que seguramente te cautivará.

Cuando la gente visita ANCASH, departamento peruano ubicado al norte de Lima, la inmensa mayoría solo pasa por la famosa zona conocida como el callejón de Huaylas. Un lugar que es una belleza, sin duda, pero que ya de tanto ser visitado por todos se está quedando un poco corto en cuanto a novedad. Es por ello que vamos a proponer aquí, en la brújula del azar, una ruta alternativa. Una que se abre paso por una zona que ha empezado a mostrarse al mundo dando a conocer, con estimulante entusiasmo, sus poco conocidos pero hermosos encantos que sorprenden hasta al viajero más curtido: me refiero al callejón de Conchucos*.

Chacas. Ancash - Perú
Plaza de Huari. Ancash - Perú
Fui allí y sentí como si estuviera volviendo a casa. No es mi hogar, ni el lugar donde nací, pero es la zona donde empieza mi historia familiar; donde está eso que llamamos las raíces. En UMBE, pequeño villorrio de Sihuas, provincia que se ubica al norte del callejón, nació mi padre y de allí se fue muy joven a tratar de cumplir sus sueños de inmigrante en la inmensa y cicatera Lima. Yo ya había tenido la oportunidad de visitar ese pueblito en un viaje mítico, mítico para mí y mi familia, claro. Sobre esa experiencia escribí una entrada que puedes leer aquí. Pero lo que me faltaba visitar era la parte sur del callejón de CONCHUCOS, tan poco conocida pese a ser una de las áreas donde se ubican los pilares de la historia peruana y que, de un tiempo a esta parte, está dando mucho de que hablar.

Restos de Chavín de Huantar. Ancash - Perú

Tras las huellas de un misterio llamado Banksy

viernes, 3 de agosto de 2012


El genio de Londres rezuma misterio. Pocas ciudades en el mundo pueden tener el aura enigmática que tiene la capital británica. Quizás se deba a su historia milenaria, a la gran cantidad de creencias y cosmovisiones que se enraizaron allí formando una especie de estratigrafía mística que viene desde lo profundo del tiempo hasta el ahora. Los londinenses, o mejor dicho los ingleses en general, han creado con todos esos materiales desprendidos del mundo de los sueños y las abstracciones un universo mítico lleno de misterio y enigma.

Para el viajero atento esas cosas se hacen evidentes cuando se deja llevar por el azar en las calles de Londres, dispuestas laberínticamente, como tratando de dirigirte a ninguna parte, de marearte, de lograr diluirte en la nada. Los edificios de la ciudad tienen mucha simbología y sus esquinas están plagadas de historias, al cual más tétrica o turbia.  Solo en ella es posible imaginar, entre velos de niebla, la mano asesina de Jack el destripador desapareciendo para siempre sin dejar rastro. Solo en un lugar así se pueden haber creado personajes como Sherlock Holmes, infatigable buscador de respuesta en un lugar empapado de misteriosos crímenes; o escritores fascinantes, arcanos, misteriosos como De Quincey, Iain Sinclair, Arthur Machen y muchos más.

Toda esta introducción medio mística, medio secreta, es solo para empezar a hablar de otro de esos enigmas que ha parido Londres: me refiero al artista BANKSY. Y todo esto viene a cuento porque hoy más que nunca me parece interesante hablar de este personaje del que se sabe mucho pero de quien no se tiene ni idea de quién es… o quienes son. Bueno, tampoco importa mucho. Lo importante es lo que hace, lo que deja, lo que queda.

Foto de http://rashbre2.blogspot.com.es/
Artista callejero, socarrón, inteligente, ácido hasta lo insoportable, ingenioso, simple. Adjetivos sobran para definirlo. Muchos lo ven como una especie de héroe enmascarado que con la simpleza de un esténcil pone en entredicho muchas convenciones (no se ha salvado ni la reina de Inglaterra) y otros como un personaje que ejerce el meretricio artístico ya que ha amasado una gran fortuna con sus mensajes antisistema y antimultinacionales: las galerías se pelean por sus obras; su documental EXIT THROUGH THE GIFT SHOP, que supuestamente dirigió y en donde se le oye hablar, si bien con voz deformada, casi gana un Oscar; sus trabajos de efímero no tienen nada pues muchos de ellos gozan de una protección que otros no tienen.

Foto de http://thecomingcrisis.blogspot.com.es/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...